lunes, 31 de enero de 2011

Destello (Capítulo 3 parte2)

Mark apareció frente a la entrada de un tenebroso pantano.
-Tendré que seguir adelante-Pensó Mark.
Mark dio un par de pasos cuando cayó de bruces contra el suelo, había tropezado con algo, miró que era.
-Así, que todavía sigues conmigo-Habló Mark.
Mirándolo fijamente a los ojos, estaba el animal que había rescatado de aquel nilfgaardiano.
-Bueno, creo que a partir de ahora serás mi compañero de aventuras, jaja-Dijo Mark-Mmmm creo que necesitaras un nombre…..Bueno más tarde decidiremos eso, venga vamos.
Mark caminó, todo estaba muy sombrío, los arboles parecían caerse sobre él, había ramas por todos lados, intentaba sortearlas, pero siempre había alguna con la que tropezaba.
Parecía que habían caminado por horas, a Mark le estaba empezando a entrar hambre, así que decidió buscar alguna cosa para comer.
Mientras caminaba en busca de comida, encontró un gran árbol, no era igual que todos los árboles de allí, estaba solo, todos los demás árboles parecían respetarle, a sus pies una pequeña extensión de hierba de un verde esmeralda, de las ramas del árbol colgaban unas hermosas frutas de un color dorado y una forma redondeada. Mark no aguantó más y decidió coger unos cuantos frutos.
-Toma-Dijo Mark al animal.
Este comenzó a morder la fruta, Mark decidió hacer lo mismo que el. Al morder la fruta, Mark sintió el paraíso en la boca, aquello tenía la mejor textura y sabor que jamás había probado, dejaba un sabor dulce en la boca, el cual a Mark le encantaba. Mark notaba como las fuerzas le volvían, gracias a las frutas, pero no decidió continuar, Mark se recostó sobre el árbol, cogió al animal y lo abrazó, a Mark le gustaba aquella sensación cálida que tenían. Mark durmió profundamente.
Unos lametones en la cara despertaron a Mark, era aquel animal.
-Jaja, estate quieto-Dijo Mark-Bueno, vamos a continuar ¿no?, antes cogeré algunas frutas de estas.
Mark buscó algunas hojas e hizo una “bolsa” para llevar la fruta. Intentaba coger las más cercanas al suelo, al estar dándole la vuelta al árbol buscando algunas bajas, se encontró con que el árbol tenía un gran agujero en el tronco, a Mark le pareció muy extraño, ya que no parecía haberlo hecho nadie, sino que había estado hay mucho tiempo de forma natural, de pronto sintió que el cuello le vibraba, era aquel extraño collar de Aries, estaba temblando, Mark se lo quitó, una luz salió del collar y se dirigió hacia el fondo de aquel agujero, Mark, decidido, metió la mano, de aquel agujero sacó una gran vaina de una espada, con unas bellas incrustaciones, colgando de la vaina había otro collar, esta vez tenia la forma de Taurus, Mark se lo guardó en el bolsillo pensando preguntarle a la anciana que significaban y desenvainó la espada de la vaina, era preciosa, un gran mango dorado y su hoja brillaba deslumbrante, a Mark le encantó aquella espada.

4 comentarios:

  1. ;D me encanta como va la historia :) y me encanta su nueva madcota . Te queria aconsejar una cosa , es que a veces pones demasiados mark y ascaba cansando ;D pero por lo demas me fascina esta historia . Aunque me da pena dean :( ;D edspero el siguiente capitulo pronto ;D

    ResponderEliminar
  2. Hola, llevaba ya mucho tiempo sin leer. Coincido con tu amiga, a mí me está pasando lo mismo con mi historia pero es algo que se puede arreglar fácilmente. Por todo lo demás la historia sigue estando muy bien. Por cierto quedas invitado a leer en mi blog El Secreto de Valentín, ya sabes donde encontrarlo

    ResponderEliminar
  3. me gusta tu historia,por que no te pasas por mi blog y nos seguimos es http://mundoatrayente.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. INCREIBLE...me encanta la historia
    muchos exitos...

    ResponderEliminar