domingo, 9 de enero de 2011

Destello (Capítulo 1 Parte 2)

La sensación de volar……era maravillosa. Dean aterrizó y lo dejo en el suelo, no le dio tiempo a darse la vuelta cuando Dean ya no estaba.
Miró el lugar donde estaba, un resplandor lo cegó momentáneamente, una ciudad, todo brillaba, tenía unos edificios blancos y luminosos, un gran palacio se alzaba ante todos aquellos edificios, dejándolos insignificantemente absurdos a su lado, el palacio poseía cuatro torres y al parecer cada una se dirigía a un punto cardinal. Decidió entrar en la ciudad, una gran muralla la rodeaba con algunas torretas. Todo era tan fantasioso……..como de novela.
Mark se encontró en una plaza, las “personas”, si se podían llamar así, eran todas bellísimas, algunos llevaban unas alas como las de Dean a la espalda, un niño corriendo, se chocó contra él, el niño se quedo mirándolo un momento, le sonrió y continuó con su carrera, todos parecían tan felices……
Mark decidió dirigirse al gigantesco palacio. Mientras caminaba por aquellas calles, rebosantes de felicidad y gente riendo y divirtiéndose, se topó con que Dean bajada del cielo.
-Ven conmigo, el consejo quiere verte-Dijo.
-¿Qué? ¿Qué es “el consejo”?
-Mira que eres pesado, como ya te dije…….después te lo explico.
Dean agarró de la cintura a Mark y echó a volar, Mark se estaba acostumbrando a aquello.
Aterrizaron en una plaza con una enorme fuente con la forma de una bella mujer, de pelo largo y un arco en tensión en las manos, con unas alas enormes a la espalda, delante de Mark había un gran portón de madera, con unas bellas decoraciones alrededor, era un edificio con una gran cúpula y se encontraba justo debajo del gran palacio.
-Venga vámonos, no te quedes hay con esa cara de nordle empanado-Dijo Dean
-¿Nordle? ¿Qué es e…? Vale……después me lo explicas ¿no?
-Jajaja, creo que me vas conociendo chaval.
Dean se paró enfrente del portón y dijo unas extrañas palabras en una lengua que Mark nunca había escuchado, decidió no preguntarle que había dicho.
El portón se abrió lentamente, Dean comenzó a entrar
-Venga, vamos-Dijo
-S...si
Mark entró dentro. Allí tan solo había una sala con varias mesas y varias sillas, Mark se quedó alucinado cuando vio lo poco que había para tanto edificio, una chica fue a recibirles, como todas las personas de aquel extraño mundo era bellísima, un hermoso pelo moreno le caía sobre los hombros, una bella sonrisa se reflejaba en su hermoso rostro y lo remataba unos ojos marrones brillantes.
-Hola Dean. Oh hola tú debes ser Mark ¿no? Encantada soy Lucy y soy una integrante del consejo, bueno Dean voy entrando te espero dentro.-Dijo
-Vale, hasta luego.
Lucy entró por la puerta del fondo, a Mark no le dio tiempo a mirar cuando ya había desaparecido tras la puerta.
-Tú Mark quédate en una de esas sillas y ni se te ocurra hacer nada ¿vale?
-¿Qué? ¿Dónde vas?
-Tú espera, ya te avisaremos, haz lo que te he dicho
Mark se sentó y Dean entró tras la puerta.
Un orbe de luz apareció frente a Mark, en el cual, en su interior, se podía leer: “Entra”
Mark extrañado, decidió ir, al abrir la puerta, un enorme destello le cegó.

2 comentarios:

  1. Me gusta, me gusta:)
    Te sigo.
    Es raro, yo con el libro ya en la editorial me he dado cuenta de que también mi libro tiene un consejo jajaja
    Espero poder leer el próximo capitulo pronto.
    Miriam- Laberinto De Palabras.

    ResponderEliminar
  2. Esta genial!! mola un monton!!
    Yo ya subi el 2 cap de Tras el espejo, espero que te guste, bss

    ResponderEliminar