lunes, 24 de enero de 2011

Capítulo 3 (Parte 1)

Mark apareció en la sala del consejo, pero esta vez no se había desmayado. A su alrededor se encontraban los miembros del consejo, se dio cuenta de que entre sus piernas tenía algo, aquel extraño ser que encontró en el bosque se había teletransportado con él.
-Bienvenido de vuelta Mark-Habló Byron.
-Mark, ¿Qué es ese animal?-Dijo Lucy.
¿Qué?.....ah, me lo encontré en el sitio al que me mandasteis, lo estaba siguiendo un tipo muy raro-Contestó Mark-Por cierto ¿Existen personas de Etalia con alas negras?
-¡¿Qué, Mark que ha pasado con él?!-Saltó Jennefer.
-Mmmm….pues bueno, pensé en defender a este animal, así que cogí una rama y lo deje K.O-Contestó Mark.
-Mark…. ¿Lo derrotaste tu solo?-Preguntó Byron.
-Si…..-Contesto Mark-Bueno….derrotar…..tan solo lo deje inconsciente.
-Mark, debes saber que aquel hombre no era ningún eteliano-Dijo Dean.
-¿Entonces que era?-Dijo Mark.
-Mark, te vamos a contar la historia de este mundo y de cómo se creó-Habló Lucy.

Este mundo se creó hace varios miles de años por una fuerza enorme, nadie sabe cómo fue.
Al crearse el mundo aparecieron los habitantes de este, los cuales crearon Etalia, tenían una gran inteligencia, por lo que Etalia se desarrolló muy rápido, era una ciudad pacífica en la que cuidaban los unos de los otros, pero claro, siempre hay una oveja negra en el rebaño y varios etelianos se rebelaron contra las normas pacíficas que poseía el reino, eran persona que una visión de muerte y sangre, comenzaron a matar a muchos habitantes del reino, pero al final pudieron expulsarlos del reino. Los expulsados decidieron crear el reino de Nilfgaard, en el que las normas de Etalia no tuviesen nada que ver, sus normas era no tener normas. Desde ese momento Nilfgaard y Etalia cayeron en guerra, hubo muchísimos muertos, hasta que tres héroes etelianos aparecieron, según la leyenda tenían de su lado a los doce espíritus y a muchos aliados, gracias a ellos la guerra acabó con una victoria eteliana, después de eso hubo una tregua entre los dos reinos, hasta hace poco, Nilfgaard comenzó a atacar y asesinar a muchos etelianos, fue así como nos volvieron a declarar la guerra.

-Mark, aquel tipo que viste seguramente procedía del reino de Nilfgaard-Habló Jennefer.
-Pero….indirectamente ¿Los nilfgaardianos y los etelianos son de la misma “raza”, no?-Dijo Mark.
-En una gran parte si…..-Dijo Byron.
-¡¡Deja de decir que somos iguales que ellos!!-Gritó Dean-Ellos……ellos…..son despiadados…..no miran por nadie…..matan, matan y matan….sin miramientos.
De los ojos de Dean brotaron un par de lágrimas, Dean cayó al suelo de rodillas.
-Dean ¿Estás bien?-Dijo Lucy.
-Mark, tendremos que dejar esta reunión para otro momento ¿vale?-Habló Jennefer.
-Esto…sssi…claro-Dijo Mark-Pero me gustaría saber más sobre la historia de los dos reinos, por favor.
-En ese caso……, te mandaré a otro bosque cercano, solo tienes que continuar recto, no sé cuanto tardarás, porque mi magia tan solo puede llevarte hasta ese punto. Te encontrarás con una pequeña casa, allí vive una vieja ermitaña, ella te lo contará todo-Dijo Byron.
-Buena suerte Mark y……ten mucho cuidado-Habló Jennefer.
Otra vez, el rayo dorado cayó sobre Mark.

2 comentarios: